viernes, 3 de agosto de 2012

PODER ESPIRITUAL DEL AMOR


Bueno mi Monje Guerrero debería estar llegando ya según lo que me dijera ayer; pero todavía no lo veo. ¡¡¡¡Hola Caminante aquí estoy!!!! .Hola Maestro ¿está listo para impartir las últimas enseñanzas de esta parte de la enseñanza dedicada a poner la atención en la lucha y que sería el conocimiento de la Dimensión Espiritual? Me miro y sus ojos lanzaron una mirada sonriente, chispeante y pícara. ¡¡¡Si Caminante estoy listo!!! ¿Y vos? Cuando quiera señor. Soy todo oído. ¡¡¡¡Muy bien entonces siéntate!!!! Me senté pero el quedo de pie frente a mi. ¡¡¡¡Caminante, la dimensión espiritual existe, es una realidad de otro orden, pero existe!!!! ¡¡¡¡Esa realidad de otro orden la dividimos a los efectos de poder estudiarla y aprenderla mejor en dos partes digamos. Una parte externa y otra parte interna. Hoy hablaremos de la parte interna. La parte externa la veras más adelante cuando entres en la Tercer Etapa de tu Entrenamiento que es poner la atención en  el CONSEGUIR  las cosas mediante el aprendizaje de las Leyes y la Vida Espiritual. Interiormente el camino que lleva a tu vida espiritual empieza en tu cerebro. La parte derecha de tu cerebro es la puerta que lleva a tu inconsciente, y tu inconsciente es una puerta dimensional que te lleva a tu vida espiritual. Es decir que llegas a las puertas de tu vida espiritual interna a traves de tu inconsciente!!! ¿Lo entiendes Caminante? Si Monje Guerrero, entiendo lo de mi cerebro derecho y de su conexión a mi inconsciente y de este a ser una puerta dimensional a mi vida espiritual. Hasta allí esta claro; pero ¿cómo identifico mi vida espiritual interior? ¿Cómo me doy cuenta que estoy en presencia de otra dimensión en mi interior? ¡¡¡¡Muy bien Caminante vamos por parte, primero la enseñanza, luego el reconocimiento y después la vivencia de tu vida espiritual!!!!¿La vivencia Maestro? ¡¡¡¡Tranquilo Caminante no te desesperes!!!!¡¡¡¡ Sigamos. Tienes un mundo interior espiritual, que existe, se manifiesta y es posible conocerlo y entrar en él. Puedes entrar en tu mundo espiritual solamente de dos maneras: en la relajación profunda y en el sueño profundo; hay una más, mediante tu muerte, pero esta no es para nosotros importante porque lo que estamos buscando es lograr hacer que las cosas ocurran y para hacerlo debes hacerte rico en todos los sentidos, es decir debes estar vivo en ésta forma de vida y existencia para cumplir ese propósito. Tampoco es el objetivo de esta parte de tu Enseñanza ir a tu mundo espiritual interno sino que lo que tienes que aprender es que: 1- existe en tu interior una vida espiritual. 2- tu vida espiritual es una especie de reservorio natural de una poderosa energía. 3- esa energía es la única energía que el Ser Humano no genera no produce sino que la recibe. El primer punto es un acto de fe, debes creer por la autoridad del que te esta enseñando y la autoridad de todos los Maestros venidos antes y que enseñaron la existencia de ese mundo interior. El segundo punto se pone de manifiesto cuando estás en situaciones límites y ves que desde dentro tuyo sale una poderosa energía que nunca pensaste que podías tenerla y te hace hacer prodigios en tu vida. El tercer punto tiene una comprobación física pero no una explicación que pueda ser aceptada por todos, pero eso no importa, lo importante es que sea aceptado por vos y luego comprobado en tus experiencias. Bien Caminante presta mucha atención. El mundo espiritual interior y el mundo espiritual exterior están conectados. Hay una poderosa energía que proviene de la gran Fuente que es la Inteligencia Superior, Dios para vos, y que entra en vos y llega a tu mundo espiritual interior a través de un centro energético físico que tienes ubicado en tu cabeza, en la coronilla. Es por allí por donde entra la poderosa energía espiritual de Dios a todos los seres humanos, a todos Caminante, a los pobres, a los ricos, a los sanos, a los enfermos, a los asesinos, a los santos, a todos. Este es el verdadero significado de que Todos somos Hijos para Dios, energéticamente todos somos Hijos de Dios. Haciendo una cruz en la parte superior de tu cabeza en el cruce de las líneas encontraras una zona muy sensible al tacto, tanto que si lo tocas suavemente sentirás un cosquilleo por todo el cuerpo como si una corriente eléctrica te recorriera suavemente todo el sistema nervioso y tu piel lo expresara en una “piel de gallina”. Constantemente está entrando esa energía hacia tu dimensión espiritual interna y va siendo acumulada, reservada y eventualmente utilizada en todos los aspectos de tu vida. Bien, te decía que esa energía no la generas vos sino que te la dan para que la uses y ya sabes que el que te da esa energía es, para vos, Dios. Vos la recibís, la acumulas y luego la fraccionas. Esa energía es la que dirige y ordena el funcionamiento de las otras dos energías aprendidas: la energía física y la energía mental. Es la que le da la razón de ser y la razón de sus funcionamientos. Esa energía que Dios te está mandando constantemente es el AMOR. La esencia energética de Dios es Amor. Vos no la producís, te la dan y luego vos fraccionas esa energía para dársela a todos aquellos a quien quieres que llegue. El Amor que manifiestas tiene grados de intensidad: no es lo mismo el amor que tienes por una mascota, sea animal o vegetal, que el amor que tienes por un amigo, una amiga que el amor que tienes por tus padres, por tu esposa o por un ideal. Son distintas manifestaciones de amor con distintos grados de intensidad. Nuestra responsabilidad es brindar a todos el calor energético del poder del Amor que se nos da. Dios necesita de vos, de todos los Seres Humanos de todos los seres vivos, para cumplir con su Plan de Regeneración Continua de la Vida y eso se va a lograr únicamente con el ejercicio constante de los actos de amor. Debes y debo y debemos HACER el Amor constantemente para regenerar continuamente ese Plan. Se va  entendiendo Caminante? Si Monje Guerrero pero por momentos me asaltan dudas   en cuanto a su aplicación efectiva de esa energía en el mundo. Me miro y amago decirme algo pero como si no hubiera escuchado mi reflexión siguió con su enseñanza. La energía del Amor cuando entra por tu coronilla a tu cuerpo y se acumula en tu mundo interior espiritual, queda esperando que la uses y cuando la usas, en todos los grados posibles, produce una reacción química en tu organismo que afecta a todos tus Sistemas. Es decir, cuando haces el amor  en todas sus manifestaciones se produce en tu organismo la aparición de un componente químico que inunda tu sangre  y  riega a todos tus órganos sin dejar de llegar a ninguno. Ese componente químico es una hormona y se llama OXITOCINA,  la hormona del Amor. Esa hormona cumple un papel muy importante en todo tu organismo porque potencia a niveles increíbles el Poder Sanador y Curador que existe en tu cuerpo haciendo de los niveles defensivos del organismo una verdadera barrera de poder curativo. Cuanto más ames más poderoso te volverás en hacer que tus cosas ocurran porque estarás dándole al Amor un contenedor realmente poderoso y el Amor será para vos el poderoso imán que atraerá hacia ti a todas las personas, las cosas y creara los acontecimientos que servirán para tu mejoramiento y desarrollo. Cuanto más hagas el amor más poderoso será el Amor para hacer que las cosas, las personas y los acontecimientos que no sirvan, o te perjudiquen, en tu mejoramiento y desarrollo personal te las saque del medio. No tienes necesidad de desear y de hacer el mal a nadie solamente debes amar y combatir!!!  ¿Está claro Caminante, entendiste? ¡¡Si Monje Guerrero, debo fortalecer mi cuerpo mi mente y mi espíritu con la energía física, mental y espiritual haciendo que esta ultima dirija todas mis acciones amando constantemente y haciendo ocurrir mis cosas haciéndome rico  y poderoso en la conquista de mis objetivos combatiendo constantemente forjándome en la fragua de mi propio entusiasmo sabiendo que estoy unido energéticamente al Poder Divino de Dios!!! ¡¡Eso es Caminante!!! ¡¡¡¡Ahora debo irme!!!!. Hasta mañana Monje Guerrero. ¡¡¡¡No Caminante ahora DEBO irme. Hemos terminado con tu Entrenamiento puesta la Atención en la Lucha. Te faltaba saber esto de la vida espiritual, de la energía del Amor y de su Poder regenerador. Debo dejarte. Mi misión termino!!!. Me quede mudo y petrificado. Pensé que continuaríamos por más tiempo. No puedo hablar. Estoy paralizado, las piernas no me responden, veo que mi Monje Guerrero da dos pasos hacia atrás, no puedo moverme, ¿qué hace? Va a atacarme, cruza sus brazos y simultáneamente recoge uno de ellos sobre su costado izquierdo y estira el otro con todas sus fuerzas. Siento el poderoso golpe en  mi pecho, me falta el aire, estoy inmovilizado, su brazo empieza a meterse en mi pecho; siento un fuego que me quema; toda su imagen empieza a resplandecer con una deslumbrante luz Azul; se va acercando lentamente y todo su cuerpo va entrando por su brazo incrustado en mi pecho; está a centímetros de mi nariz, levanta su brazo izquierdo y muy lentamente se lo lleva hacia su máscara. ¿Qué va hacer? ¡Dios mio me va a mostrar su rostro! No puedo hablar, no me puedo mover, solo mis ojos parecen que tienen vida y no pueden resistirse a ver lo que pasa. Se saca la máscara y ya con el rostro totalmente descubierto me mira con la mirada del amor más grande que nunca había sentido en mi vida. Abrió y cerro los ojos como diciéndome ¡¡¡Es así Caminante, está todo hecho!! Y sentí como un fuego abrazador que me hizo llorar y a su vez sentir como toda esa energía que fuera mi Monje Guerrero se metió totalmente en mi pecho. Fueron segundos que me parecieron horas. Pude moverme. Lentamente me saque la máscara y me arrodille llorando desconsoladamente por lo que había sentido y por lo que había visto. Había sentido el amor más grande que nunca en toda mi vida había sentido y había visto lo que nunca creí que hubiera podido ver en toda mi vida, la cara de mi Monje Guerrero. ¡¡¡La cara de mi Monje Guerrero ERA MI CARA y mi Monje Guerrero era YO MISMO  pero YA  ANCIANO!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario