sábado, 4 de agosto de 2012

EL DÍA DESPUES DE AYER: SOLO Y CONFUNDIDO

Paisajes hermosos... pero solitarios
Todavía no reacciono a la experiencia de ayer. Ni al fenómeno de ver a mi Monje Guerrero transformarse en una resplandeciente Luz Azul e insertarse en mi pecho; como tampoco la rapidez con que se termino la enseñanza de mi vida espiritual dando por terminado mi Entrenamiento poniendo mi atención en la LUCHA y mucho menos descubrir que mi Monje Guerrero era yo mismo pero con muchos años más o sea que era Yo ya siendo un anciano. Pude llegar a mi carpa tambaleando, desorientado, confundido y desesperado porque me estaba ahogando dentro de mi ropa. Me arrodille sobre mi bolsa de dormir y empecé a sacarme rápidamente el hábito ninja. Necesitaba aflojar toda mi vestimenta, no podía respirar y me estaba agitando mucho. Logre quedarme desnudo y lentamente aplicando los conocimientos adquiridos hasta ahora me sirvieron para entrar en un estado de relajación, serenidad y tranquilidad interior. Inconscientemente me pase las manos por todo el cuerpo como si quisiera frotarlo o tomar conciencia  de nuevo de él. En ese recorrido pude percibir que en mi pecho a la altura de mi corazón tenía otro pequeño círculo, ahora de color azul, junto al otro de color blanco. Ahora tengo a mis dos Maestros en mi pecho y con todas sus enseñanzas, las conocidas y las desconocidas, listas para ser utilizadas cuando lo necesite.Estoy desorientado y confundido. ¿Cómo sigue todo esto ahora? Sé que viene ahora la tercera etapa de mi Entrenamiento que es poner la atención en el CONSEGUIR mis cosas haciéndome rico en todas mis dimensiones. Tiene que venir otro Maestro  a continuar con la Enseñanza. ¿Qué hago? Sin darme cuenta mi vista se dirigió hacia esa querida “estrella” que viene acompañándome desde hace tiempo y que ya sé que no es una estrella sino un vehículo espacial. La vi  en el horizonte detenida a la altura de mi posición y asentada en el piso, es evidente que “ellos” también querrán saber como sigue todo esto; porque es evidente que están allí por mí porque si no ya se hubieran ido hace tiempo. Nos estamos acercando cada vez más y eso me pone, digamos, un poco tenso porque no se cómo será ese encuentro, cuándo y dónde; pero bueno debe ser parte de este Destino mio que debo afrontar. Que sea para bien. Miro hacia el cielo y allí esta Cóndor girando en círculos muy amplios sobre la región en la que estoy. Wolf, mi lobo hermano, se acercó lentamente a mi carpa y se extendió en todo su largo y me quedo mirando muy tiernamente. Es evidente que ellos saben mucho más de lo que yo se y es bueno que estén conmigo. Le acaricie la cabeza y lo vi cerrando sus ojos como si sintiera el cariño que le tengo. Y es así, los quiero mucho a ambos. Volví a mi carpa, me metí en mi bolsa de dormir y empecé hacer mi ejercicio de relajación para dormir profundamente. Lo necesito. Voy a empezar a sentir la ausencia de mi Monje Guerrero y también voy a empezar a sentir la desesperación de sentirme solo y abandonado aunque sé positivamente que ni estoy solo ni fui abandonado pero ciertas regiones de mi mente todavía no están totalmente incorporadas a la nueva estructura en la que me estoy formando y es seguro que realizaran sus manifestaciones, fruto de años de hábitos equivocados, para  intentar afirmar la idea de absurdo e injusto de todo este Entrenamiento. Tengo que estar preparado para que cuando ese momento llegue pueda lograr modificar interiormente mi actitud mediante mis pensamientos positivos y constructivos, en síntesis, mediante mis pensamientos guerreros.- Inicie mi ejercicio de relajación; lentamente mi respiración se hace más lenta y profunda; estoy entrando en la inconciencia del sueño profundo; ya no siento mi cuerpo; estoy dejando de pensar.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario