sábado, 9 de junio de 2012

EL PODER DE MI ESPÍRITU CHAMÁNICO



Siento la mano del Maestro Chamán sobre mi hombro y su voz que me dice. ¡Levántate Caminante! Oí su voz y sentí su mano de una manera extraña; no oía ni sentía mi cuerpo sino que era mi espíritu. Yo estaba allí en espíritu. ¡Levántate Caminante y escúchame no tienes mucho tiempo; tu cuerpo está sufriendo y debes ayudarlo a sanarse y a curarse! Me puse de pie. Era evidente que estaba tomando consciencia de que era yo en espíritu el que estaba allí, y eso era una experiencia extraordinaria que estaba viviendo. ¡Eres un chamán Caminante es decir que tienes la capacidad de ir hacia otras realidades y mundos espirituales ocultos para el resto de las personas! ¡En este momento tu viaje se hizo mediante la “ayuda” de un mal físico que te está postrando momentáneamente y era el momento propicio para que vengas y sepas de la otra realidad de tu vida. Tu tarea es servir a los demás curando y sanando todo tipo de situaciones mediante la información que recibirás de esté mundo. Estas en lo que llamamos el mundo de arriba y aquí yo seré tu maestro Caminante. Debes aprender a armonizarte con tu poder y para eso debes simplemente “soltarte”. No debes hacer nada especial simplemente soltarte y estarás automáticamente alineado con tu gran poder interior y espiritual. Debes aprender también que las enfermedades tienen todas un origen espiritual. La causa de todas las enfermedades está en una pérdida interior. Esa pérdida se afirma en lo mental y se manifiesta en lo físico. Esa pérdida o falta es conocida en nuestra concepción como susto o pérdida del alma. Es el desprendimiento de una parte del espíritu que se desprende del cuerpo por traumas, sentimientos de abandono, maltratos físicos y psicológicos, operaciones. La consecuencia de esto es la falta de energía vital y se manifiesta en apatía, desgano y sentir que se está física, mental y emocionalmente incompleto. Se puede detectar esa pérdida en las personas que las poseen cuando las vemos depresivas, sumergido en las adicciones negativas, en la repetición de síntomas de enfermedades de aparición frecuentes, desmemoria en el recuerdo de hechos que provocaron mucho dolor. La  pérdida de una parte del alma provoca un gran sufrimiento y eso se ve en la imagen de una persona como ausente o perdido realmente en las circunstancias de su propia vida. Lo contrario son aquellos que están llenos de vida que son los que irradian confianza, energía positiva y constructiva y que viven plenamente de sus dones y talentos de vida. Hay un secreto para que como chamán seas eficiente y efectivo en la práctica de nuestras concepciones: existe un lugar físico y un momento preciso                en donde quedó fija esa parte del alma para poder regresarla a su lugar específico que es el espíritu del que acude a vos por ayuda!. ¿Me estas entendiendo Caminante? ¡Si Maestro Chamán lo estoy intentando a pesar de mi sorpresa de estar aquí! ¡Muy bien Caminante!¡ Entras a nuestro mundo, que también es el tuyo, mediante el sueño y entras al sueño mediante la relajación profunda que ya sabes realizar. Esto voluntariamente es decir cuando tienes la VOLUNTAD  de venir a buscar INFORMACIÓN en el mundo espiritual. Cuando te relajas y entras en la relación profunda también entras en un sueño profundo y si tu intención es venir al mundo espiritual realizaras un viaje que, digamos, por un tiempo es netamente mental, luego ese aspecto mental queda y sigue tu espíritu ese viaje sintiendo en ese cambio como si algo dentro tuyo se desprendiera!. ¡Lo sentí Maestro! ¡En este viaje lo sentí! ¡Perfectamente porque era necesario que lo experimentaras!¡ Debes entender la diferencia entre un SUEÑO y un VIAJE. El sueño es el resultado del teatro de la mente, en el encontraras siempre imágenes ilógicas y ridículas. Por ejemplo un hombre caminando sobre un techo de chapas…… pero con una cabeza de zapallo. El VIAJE puede ser mental o espiritual. Es mental cuando vos dirigís al mismo es decir todo lo CONTROLA TU VOLUNTAD. En el viaje  espiritual sos GUIADO, DIRIGIDO y tu voluntad no tiene acción en el viaje propiamente pero si en la decisión de IR al mundo espiritual. En los dos viajes, mental y espiritual, SIEMPRE estas cuidado, protegido y guiado por un Poder Superior y sus pléyades de espíritu ayudadores que están a tu servicio!. Mientras oía a mi Maestro Chamán empecé a sentir como un desgarro, no se como explicarlo, pero era evidente que “algo en mí” estaba padeciendo algo tal vez grave. Se lo hice conocer a mi maestro. ¡Es tu cuerpo Caminante que está sufriendo! ¡No te preocupes presta atención a lo último de mi enseñanza y luego volverás a recuperarlo usando lo aprendido! ¡Debes influir en los espíritus de los que se acerquen a buscarte para proporcionarles alivio y bienestar, integrándolos y armonizándolos en sus planos físico, mental y espiritual! ¡Esto es para nosotros tener BUENA SALUD! De repente siento una presencia muy cerca mio, una energía que me  golpea y pareciera querer formar parte de mi. Giro mi cabeza hacia mi derecha y allí estaba Wolf, mi hermano lobo, pero radiante de energía, era todo luz. Me asombre. Mi maestro sabía de esto. ¡Caminante él es uno de tus animales de poder, uno de tus animales guardianes! ¡Lo estás viendo como realmente es espiritualmente, y el otro ya viene Caminante! Lo miré sorprendido pues ya no entendía nada. ¡Mira hacia arriba Caminante! Allá arriba lo vi. Era un enorme pájaro negro, cabeza pelada, de unos tres metros de punta a punta de sus alas que bajaba en círculos hacía mí. Brillaba con una poderosa luz azul. ¿Lo reconoces Caminante? ¡Por supuesto Maestro Chamán es el ave que he admirado desde mi niñez, rey y soberano de una de las montañas más altas del mundo, los Andes! Mientras hablaba sentía que algo en mi tiraba hacia mi interior y pude ver como empezaba a tomar el camino de regreso hacia mi cuerpo y como en un mar de energías alborotadas se desvanecía mi Maestro Chamán, como giraba todo a mi alrededor y como mis dos animales guardianes se incorporaban en mi energéticamente sintiéndolos como poderosos rayos de energía. Regreso a mi tiempo. Vienen conmigo, en espíritu y en poder, el Lobo y el Cóndor. -

No hay comentarios:

Publicar un comentario