martes, 15 de mayo de 2012

PURIFICACIÓN ANTE LA LUNA LLENA


                                      Fotos Luna Llena    Mi Monje Guerrero se fue. Tengo toda esta noche para profundizar en mi mismo y decidir si soy merecedor de continuar con estas milenarias enseñanzas  a la que mi Monje Guerrero quiere iniciarme. No es solamente a la cuestión de la generación de la poderosa energía sexual para canalizarla hacia mis objetivos sino que me es necesario reveer si soy merecedor de continuar con mi Entrenamiento Total. Me pregunto ¿porqué este freno? ¿porqué necesito realizar esta búsqueda y tomar una decisión voluntaria? Hace un tiempo que estoy cambiado, que siento una especie de desarmonia entre lo que DEBO hacer y ser con lo que QUIERO ser y hacer y esto me intranquiliza mucho.Si es mi destino seguir lo seguiré decida lo que decida; pero ¿es el destino algo ya establecido, decidido y escrito por un poder superior? ¿Algo superior ya decidió por mí lo que tengo que ser? ¿ Y mi libertad de decidir, mi libre albedrío, de tomar la dirección que quiera, dónde queda? Me pregunto ¿quién soy? ¿qué soy? ¿Existe realmente en mi el Diseño Divino del que me habló mi  Monje Maestro? Todo este trabajo de formación al que me estoy sometiendo para hacerme rico, para hacer que las cosas ocurran y poder desarrollarme en todas las dimensiones posibles ¿es necesario? Estoy solo. No tengo a mis amigos al lado mío para conversar con ellos y ahondar en estas turbulentas aguas de mi inesperada duda; no tengo a mi querida esposa para que me ayude a reencauzar la estampida de sentimientos encontrados que solo ella podría hacer con todo su cariño y amor. Estoy solo con mi humanidad. Es eso. Estoy solo con toda mi humanidad y con todo lo que eso significa. Soy un Ser Humano y hay ciertas estructuras humanas que empujan desde adentro, desde la genética, desde la formación, desde las enseñanzas y desde las experiencias que da la vida. Algunas de ellas son inexplicables, insondables y eternamente existentes, aún muertos.Otras están a flor de piel listas para ser utilizadas, reformadas, reestructuradas y transformadas en lo que mi voluntad y mis valores quieran hacerlo.Es un punto de decisión. De mi decisión.Tengo que decidir aunque algo en lo más profundo de mí ser va tomando cierta forma.Para decidir tengo que realizar algo en mi; una purificación. No puedo entrar a mis próximas enseñanzas sin tener una decisión tomada y una purificación realizada. Tengo toda la noche para hacerlo. Tengo toda la noche para velar mis decisiones. Salgo de mi carpa.La noche ganó totalmente todos los espacios, pero como si fuera un signo, la luna llena está más brillante que nunca, mas circular y más derrochadora de su clara luz.Es la noche apropiada para realizar mi purificación física, mental y espiritual. Tomo mi bastón de rama de laurel y me encamino hacia la corriente de agua que sale desde las profundidades del bosque en el que estuviera hace un tiempo. Camino y pienso. Voy vestido como un ninja, con un bastón de rama de laurel que es todo un símbolo en él mismo por su historia, voy  ensimismado en mis pensamientos, de repente me acordé.Gire sobre mi y miré hacia el Este: allí estaba quieta y reluciente a la luz de la luna mi "estrella" que desde hace tanto tiempo me acompaña a la distancia. Está detenida. Asentada sobre el piso y muy lejos todavía de mí. Llegué a la orilla de ese pequeño río; hace frío, el agua está clara y serena. Debo hacerlo, debo realizar esta acción como un rito necesario. Me quito el hábito y quedo completamente desnudo, siento el frío en mi piel y ya percibo lo que va a ser mi entrada en el agua. No lo pienso más, me meto en las frías aguas y camino hacia el medio de la corriente de agua. Mi cuerpo está helado, me sumerjo en esa claras aguas y salgo de ella chorreando agua y lanzando un grito feroz a la noche, a la luna y a las estrellas . Respiro agitadamente y comienzo a realizar mi respiración Ibuki que siempre hago al bañarme y que ahora me esta ayudando a controlar y contrarrestar el frío.Mi aliento es todo vapor, de la parte superior de mi cuerpo salen oleadas de vapor y mis piernas sumergidas en el agua luchan contra el frío acelerando mi corriente sanguínea, Me sumerjo una vez más y salgo a la orilla . Allí sigo realizando mi respiración Ikuki, siento correr mi sangre alocadamente, mi mente se clarifica y se agudiza y hay una fuerza profunda que me hace tomar conciencia que soy mucho más de lo que pensaba o creía  que era . Me pongo mi hábito, tomo mi bastón y corro hacia mi carpa para acelerar el proceso de purificación física. Estaba a medio camino cuando al levantar mi cabeza pude contemplar, ahora de una manera diferente, lo esplendorosa y refulgente que estaba la Luna Llena. Un sentimiento muy extraño y amoroso a la vez me hizo arrodillar ante esa imagen y dejando mi bastón a un costado levante mis brazos como un gesto de entrega y eleve esta oración hacia ella que me venia de lo más profundo de mi  espíritu. ¡Luna mía que estás en lo Alto.Venerada sea tu imagen. Venga a mi tu luz. Hagase la voluntad de mi Dios de iluminarme eternamente.Así en mi vida como en mi muerte. La claridad de tu rostro me guíe en el Presente y que sea tu faz mi inspiración permanente. No dejes de llevarme y cobijarme en el cálido regazo de tu espíritu de Madre. Que el poder de tu luz sea la fuerza eterna que guíe mis pensamientos junto a mis hermanos guerreros. Para cumplir los sagrados mandatos de hacernos ricos, fuertes, sabios y sanos, que es la razón innata, de mi oración y mi canto !. La emoción me invadió totalmente.Era una emoción diferente, serena, firme, llena de una sana virilidad y de un espíritu de lucha rugiente y determinado.¡Me había purificado!. Me levanté, tome mi bastón de rama de laurel y sosteniendolo con ambas manos se lo ofrecí a la Luna Llena junto con mi decisión de transformarme en un poderoso Guerrero de la Vida y de la Especie Humana en el Planeta Tierra.¡ Madre de los Cielos Nocturnos de mi Tierra vos vas a ser mi punto de unión y concentración con todos los que me van acompañar en este Camino!¡Viendote a Vos nos veremos entre nosotros!. Un poderoso aullido  proveniente de las  negras profundidades de la noche acompaño mi gesto, mi decisión y mi ofrecimiento.¡Me había surgido un Hermano Lobo!                                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario