lunes, 9 de abril de 2012

MÉTODO OPERATIVO: MEDITACIÓN

                                                            ¡Cuarenta y siete, cuarenta y ocho, cuarenta y nueve , cincuenta! ¡Ahhhhh! .Me quedo mirando las estrellas que anteceden al amanecer. Mis músculos abdominales están tensionados por la serie de cincuenta repeticiones que hago todos los días para ejercitarlos un poco.Los masajeo un poco y lentamente van aflojando la tensión. Finalice mis ejercicios físicos. Voy a lavarme un poco la cara y a concluir toda la sesión con el ejercicio de meditación que hago siempre como final de mi rutina diaria. Me acuesto en mi lona impermeable que suelo usar como  doble techo de mi carpa; me concentro en mi abdomen como me lo enseñara mi Monje Maestro e inicio mi relajación profunda para realizar mi ejercicio de meditación antes que venga mi Monje Maestro a seguir con la enseñanza de la otra técnica del  Método Operativo. Mi cuerpo se ha relajado profundamente; mi cerebro también. ¡Caminante! ¡Caminante! oigo la voz de mi Maestro en lo más profundo de mi mente.¡Caminante, no te asustes y no interrumpas tu ejercicio. Hoy vas a aprender la quinta técnica del Método Operativo, la Meditación, desde lo más profundo de tu mente. Esta técnica y las otras dos finales las aprenderás de la misma manera!. Me sorprendió la voz de mi Maestro; pero más me sorprendió sentirlo en lo más profundo de mi mente. ¡No temas, estoy dentro tuyo, no te preocupes, estas seguro y protegido!.Es una experiencia extraña. No es una posesión ni una canalización ni una encarnación, es una introducción; de una mente a otra. ¡Esto es posible Caminante porque hay una afinidad entre vos y yo; hay una correlatividad entre tu pensamiento y el mio, entre tu mente y la mía, porque hay un punto de armonía que permite que yo pueda emitir y vos puedas recibir la información apropiada para la continuación de tu entrenamiento!¡Debes saber que en  la dimensión física, el tiempo se divide en pasado, presente y futuro; pero en la dimensión mental existe el eterno presente y en la dimensión espiritual no existe el tiempo!¡No te preocupes por entender éstos conceptos simplemente guardalos en tu memoria, más adelante los investigaras y aprenderás a cada uno!. Muy bien Maestro, le dije. Si alguien estuviera mirándome  me vería acostado boca arriba en mi "colchoneta" de lona, con los ojos cerrados, los brazos a los costados de mi cuerpo con las palmas de mi mano hacia abajo; mi boca cerrada y respirando lenta y profundamente por mi nariz de manera que mi abdomen, "mi panza", apenas se mueve en el ejercicio de subir y bajar. Me ve profundamente dormido. En mi interior es todo lo contrario. Estoy profundamente despierto, en estado de alerta, soy todo pensamiento, no siento mi cuerpo y estoy "escuchando" la voz de mi Maestro entrenándome en la técnica de la Meditación.¡Caminante, la meditación es en pocas y prácticas palabras, estar concentrado en algo! ¡ Te estás bañando, estás meditando; estás comiendo, estás meditando; estás estudiando, estás meditando; estás haciendo el amor, estás meditando; estás en pleno combate, estás meditando!¡Es estar concentrado en algo específico; pero ¿de qué manera? ¡Poniendo todo tu cuerpo, toda tu mente y todo tu espíritu en el presente, en la unificación que el presente hace de tu físico, tu mente y tu espíritu!¡ Esto te permite, es fundamental para meditar, aquietar tus cadenas de pensamientos y dejar que desde tu interior te incorpores a la gran corriente energética que hace vibrar la Vida en el Universo! ¡Eres un guerrero, no lo olvides! ¡Debes saber que la meditación permite que tu cuerpo se relaje;que no te canses tanto;produce un mejoramiento en tu memoria y aumenta tus capacidades intelectuales y extrasensoriales!¡ Debes saber que la meditación, el Arte de meditar, es acción, experiencia de vida y lo que te permite conectarte con lo Sagrado, con su Poder, para retroalimentarte también con su energía!¡ Cuando estés en el fragor de los combates no tendrás tiempo de pensar en eso, tendrás que   sentirlo como una certeza en lo más profundo de vos!. "Cuando estés en el fragor de los combates", sentí  un remolino de energías alborotar mis pensamientos. Toda esta experiencia es mental; a mi cuerpo ya no lo siento. ¡No temas Caminante por lo que te digo tu naturaleza es guerrera y no podrás eludir jamás ni tu condición, ni tu misión ni tu destino, entonces , librate de esas preocupaciones y empieza a tomar control sobre lo que vendrá!. ¡Qué fácil es decirlo para vos querido Maestro! grité con todas mis fuerzas en la cueva de mi mente. Con una voz muy suave y muy convincente me dijo ¡Caminante es más fácil de lo que piensas, te lo aseguro!.Empecé a creer en esa seguridad. ¡Hay muchas técnicas para meditar, continuó todas son buenas y todas sirven; pero vos es necesario que lo hagas de otra manera, debes vivenciarla, debes ponerte en contacto con la persona más importante que hay en tu vida, Tu mismo!¡Acuerdate que fuiste diseñado para ser rico, ser fuerte, ser sabio y ser sano!  ¡Y tienes que serlo! ¡Los demás pueden elegir! ¡Vos no, está en tu Destino, está en tu Misión y está en el Diseño Divino implantado en lo más profundo de tu Espíritu y de tu corazón! ¿ Lo vas a dejar, vas a abandonar lo que la Vida te pide? ¡Sí, puedes hacerlo, y nadie te va a reprochar nada; pero estando vivo ¿es realmente lo que querés?! Noooooo grite desde lo más profundo de mi mente. Estoy vivo  aquí y ahora; soy presencia eterna en el Poder Sagrado de mi Dios; soy rico, soy fuerte, soy sabio y soy sano y eso es lo que voy a realizar en mi vida porque fui diseñado para serlo y voy a cumplir con ese Diseño porque así lo quiero. Mi corazón empezó a latir ferozmente; sentía como corrientes eléctricas corrían desbocadas por todos los ramales de mi sistema nervioso y mi respiración se hacia cada vez más agitada. ¡Tranquilo Caminante, escucha mi voz, tranquilo, concentrate en mi voz,  pone tu atención en mi voz, no te desesperes, deja que el Diseño se vaya abriendo lentamente desde tu corazón a tu mente, no te apures; siente la alegría del estar aquí y ahora, vuelve a tu estado de meditación,  quita tu atención de tu cuerpo, ponela en el nivel del pensamiento puro, donde eres todo pensamiento!Volví a sentir la serenidad de mi estado de meditación profunda.Me quede esperando la voz de mi Maestro. No lo oía. No lo oí. No se cuanto tiempo paso y empecé a poner mi atención en mi abdomen; a tomar conciencia de mi respiración, a sentir poco a poco y lentamente todos mis miembros y mi cuerpo; empecé a sentir el ritmo de mi respiración; empecé a sentirme. Empecé a tomar conciencia del presente físico en el que estaba; empecé a mover lentamente mis piernas, mis manos y brazos. Moví lentamente mi cabeza de un lado a otro. Sentía mis músculos, la presión de mi cuerpo en la "colchoneta"; abrí lentamente mis ojos, mire hacia las estrellas que brillaban allá en lo alto; miré hacia los costados de mi posición para que mi vista y mis ojos volvieran a acomodarse al momento y a la situación normal , para que vuelvan a adaptarse para el funcionamiento de todos los días; moví  lentamente todo mi cuerpo; me pase las manos por mi cara y sentí húmedas mis mejillas; estaba llorando, pero de alegría, y una risa muy especial broto de todo mi ser que me hizo sentir diferente, en paz y con un profundo deseo de entrar en combate. Una intensa luz encegueció momentaneamente mis ojos; encendió toda mi cara, me hizo sentir una profunda paz y me dí cuenta que mi rostro y mi cabeza brillaban con una Luz radiante extraña. Mi corazón saltó de alegría; mi sangre corría su loca carrera llena de alegría; todo mi cuerpo vibraba al ritmo de la música de esa alegría y en mi mente y en mi espíritu "sentí" que había sido "bautizado" por una poderosa presencia que grababa profundamente en mi  la poderosa Verdad de que¡Ya no soy mas NADA! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario