miércoles, 25 de abril de 2012

HACER MIEDO

galeria_el_mistico462.jpg                                                   Hoy me levanté muy temprano para realizar la rutina de ejercicios y meditación que vengo haciendo siempre; también me levanté con muchas alegría, dormí y descanse profundamente anoche, con unas ganas intensas de vivir a full esta existencia y esta experiencia formativa que Dios y mi Destino pusieron como Camino de mi vida. Me levanté con un entusiasmo muy especial; me empuja al dinamismo de realizar constantemente los pasos necesarios para ser rico, para ser fuerte, para ser sabio y para ser sano. Es lo que quiero y voy a lograr talvez tenga que ver mucho el sueño que tuve anoche. Es un sueño muy motivador pero también con un contenido "oculto" o más bien con un contenido tan a la vista que uno piensa que no es posible que sea eso lo que está viendo. Se los cuento: Soñé que íbamos tomados de la mano mi esposa y yo, en realidad la imagen era esta: mi esposa y yo teníamos tomados de la mano a una criatura que era nuestro hijo, que todavía no tenemos y que Dios decidirá al respecto, y que íbamos camino a la Presencia de Dios. Llegamos los tres frente a la Presencia Resplandeciente de Dios y yo le hablé de esta manera ¡ DIOS mio mira lo que hemos logrado, estoy frente a vos con mi esposa y con mi hijo, estamos en el aire porque aprendimos a usar las capacidades que pusiste en nuestro interior por eso estamos suspendidos en el aire, levitando; con nuestros cuerpos perfectamente sanos, libres de enfermedades, porque usamos a la perfección el Poder Curador y Sanador que el mismo tiene:; hemos sido rico en nuestra vida humana, nunca nos falto nada y hemos prosperado al máximo gracias a la Ley de los Talentos; también  Dios mio no hemos experimentado la muerte ya que pudimos desmaterializar nuestros cuerpos y materializarlos ante tu Presencia mediante el poder que también tu Hijo experimentó ; y por último Padre Eterno adquirimos la  capacidad del Sabio que nos permite estar en tu Presencia mostrándote como y cómo hemos superado nuestras barreras humanas al punto que te estoy hablando ya no con mi boca sino con mi pensamiento, por telepatía, para que me oigas desde las profundidades  de mi Ser y sepas que nos hemos transformados en Templos Vivientes perfeccionados en tus Enseñanzas y en tu Amor !. ¡Pavada de sueño! ¿No?. ¡ Si Caminante! ¡Pavada de sueño!. Era mi Monje Guerrero. .Buen día Monje Guerrero. ¡Buen día Caminante!. ¿Estás listo para empezar la segunda Etapa de tu entrenamiento?. Me quedé mudo, no sabía qué tenía que hacer. ¡Puedes responderme Caminante y también puedes preguntarme. Eso sí, elige perfectamente las preguntas que me harás porque el Tiempo es oro, el tuyo; el mio es platino por lo tanto debemos cuidarlo y saber aprovecharlo.!¿ Está claro Caminante? .Perfectamente claro Monje Guerrero. ¡Muy bien hoy empezaras a conocer y aprender todo lo que tenga que ver con tu Dimensión Física es decir con tu cuerpo! ¡Presta muchísima atención y no pierdas nada de lo que te voy a enseñar!.¡Tu cuerpo, no tu cuerpo como individuo, sino tu cuerpo como Especie pasó por muchos niveles de desarrollo en el proceso de aclimatación y permanencia en el planeta Tierra. En su estado salvaje desarrolló capacidades que le permitían utilizar a la perfección su poderes físicos perfeccionándolos y coordinando sus partes.No necesitaba pensar sino igualarse a todos los seres que también estaban en estado salvaje y que compartían su existencia, en realidad competían por mantener cada uno su propia existencia a costa del otro. Por eso tuvo un alto desarrollo de su impulso de supervivir ante los peligros que lo acechaban. Cuando se enfrentaba ante un peligro mayor a sus capacidades, el miedo activaba a la glándula pituitaria ubicada en la parte inferior del cerebro para que produjeran una hormona que a su vez activaban a las glándulas suprarrenales secretando las hormonas del combate, la adrenalina, y esta hacia que el azúcar descargada por el hígado se metiera en el torrente sanguíneo y llegara a los músculos. Los pulmones producían un aliento rápido y profundo consumiendo velozmente el oxigeno y soltando el anhídrido carbónico. El corazón latía con mucha fuerza y a una gran velocidad. La sangre, te había dicho , había llegado a los músculos gracias al aporte de la presión arterial, en este caso a los músculo de las piernas para que corriera poniéndose a salvo del peligro inminente de morir ante un agresor superior. Corría para salvar su vida! ¡Pero si tenía que enfrentarse al peligro y luchar todo su cuerpo actuaba de la misma manera con la diferencia que la energía suministrada por todo este proceso era dirigida a los músculos de los brazos para entrar en combate! ¡ Luchaba por su vida!. ¡Todo lo experimentado por el hombre primitivo era fruto del miedo, de la emoción del miedo, que lo llevaba a correr o a luchar, no tenía más opciones!. ¡Piensa Caminante! ¡Profundiza el Saber que está contenido en estas Enseñanzas!. ¡Mira hacia tu izquierda! Miré hacia mi izquierda y vi la entrada a un interminable, lúgubre y lleno de oscuridad y ruidos lejanos escondidos en las sombras, de un interminable bosque que está solamente iluminado por las tenues luces de las estrellas.  Lo miré fijamente. Su firme, decidida y penetrante mirada me estaba diciendo todo, debía entrar allí. Ya tenía mi hábito puesto. Sin mirarlo empecé a desarmar  mi carpa, enrolle la lona del techo y del piso; guarde en mi mochilas todos los objetos  que tenia, ate mis "botas de patrullas" de la 602  a la mochila porque elegí usar las del 3 antes de que mi Monje Guerrero apareciera. Cerré mi mochila y sobre ella ajuste las lonas enrolladas. Me puse la mochila en la espalda y por primera vez miré a mi nuevo maestro con un  dejo de preocupación, lo digo con las palabras, con miedo. El me miró y clavando su mirada en la mía  me dijo. ¡Vas a entrar allí y no te detendrás hasta el amanecer de mañana! No aguanté más y le pregunté ¿ Para qué tengo que entrar allí Maestro Guerrero? ¿ Qué tengo que aprender, qué tengo que hacer?:Me miró fijamente y como si no estuviera diciendo nada me dijo ¡Tienes que HACER MIEDO Caminante!. ¿Estás listo?. ¡Si Maestro Guerrero!.¡ Entonces ve!.-                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario